Convierte tus ahorros en ingresos pasivos: Calcula el interés compuesto

Visualiza el efecto de bola de nieve que tienen los intereses compuestos y aprende como aplicarlo a tus ahorros

%
Periodo de capitalización
Formato de fecha
AñoSaldo
20251630,00 €
20262278,90 €
20272947,27 €
20283635,69 €
20294344,76 €
Monto Invertido1000 €
Depósitos Mensuales3000 €
Saldo Final4344,76 €

Calculadora de Interés Compuesto 

Utiliza nuestra calculadora de interés compuesto para calcular cuánto dinero puedes ganar pasivamente al depositar dinero en una cuenta de alta rentabilidad u otras soluciones de ahorro que ofrecen los bancos en España.  

 ¿Qué es el interés compuesto?  

El interés compuesto significa que ganas intereses sobre las ganancias de intereses anteriores además del monto depositado. Esto asegura que tu retorno crezca más cada año, incluso si la tasa de interés es la misma.  

El efecto del interés compuesto se hace claro en períodos largos.

Cuanto más tiempo permitas que tu dinero crezca, más contribuirá el interés compuesto al retorno total.

Sin embargo, esto no solo se aplica al ahorro, sino también a la deuda.

Si tienes deudas y pagas intereses, el interés compuesto puede trabajar en tu contra, y la deuda puede crecer más rápido de lo que esperas. 

 En la práctica, esto significa que comenzar a ahorrar temprano o pagar deudas tan pronto como sea posible te da una ventaja significativa a largo plazo. El interés compuesto es una herramienta poderosa que puede trabajar para ti o en tu contra, dependiendo de cómo se use.  

¿Qué es una calculadora de interés compuesto? 

 Una calculadora de interés compuesto tiene en cuenta la tasa de interés actual y tu depósito inicial, y te permite ver cuánto crecerán tus fondos a lo largo del tiempo cuando no los uses.

Esta herramienta es una excelente manera de motivarte a ahorrar más dinero a lo largo del tiempo. Además, puedes agregar un monto fijo de ahorro mensual a la calculadora. Entonces verás el efecto de cuánto pueden crecer pequeñas cantidades en solo unos años, y además sacarle provecho al interés compuesto.  

Pero recuerda que esto es solo una cantidad estimada que puede cambiar con el tiempo.

La tasa de interés puede aumentar o disminuir durante el plazo de ahorro, lo que puede tener un resultado positivo o negativo en relación con la cantidad estimada que obtienes cuando utilizas un simulador.

Sin embargo, sigue siendo una herramienta extremadamente útil, ya que te ofrece una excelente manera de comparar ofertas de diferentes bancos al mismo tiempo, para que puedas encontrar soluciones de ahorro que se adapten mejor a tu presupuesto y cronograma. 

 Cómo usar la calculadora 

 Una calculadora de interés compuesto tiene funciones bastante simples que son fáciles de entender para la mayoría. Vamos a repasarlas punto por punto para que puedas calcular rápidamente cuánto dinero tendrás durante un período que elijas tú mismo. 

● Monto inicial: Aquí debes escribir el depósito con el que comienzas la cuenta de ahorro. 

 ● Tasa de interés: Escribe la tasa de interés actual de la cuenta de ahorro que deseas utilizar.

● Depósitos mensuales: Escribe el monto de ahorro que deseas depositar cada mes.  

● Período de ahorro: La cantidad de años que deseas ahorrar tu dinero. 

 La calculadora también te proporcionará un resumen de todos los detalles que necesitas para ver cómo tus fondos crecen con:  

● Ganancias por intereses  

● Tabla  

● Gráfico de líneas  

● Gráfico de barras 

 ● Monto invertido  

● Depósitos mensuales  

● Saldo final  

La tabla muestra cuánto has ahorrado durante el número de años que elijas, y los gráficos te muestran cuánto crecen tus fondos a lo largo del tiempo gracias al interés compuesto.  

¿Cuál es el efecto del interés compuesto? 

 Dado que el interés se calcula no solo sobre el monto original sino también sobre los intereses previamente ganados, el crecimiento se acelera potencialmente con el tiempo, al igual que una bola de nieve bajando por la montaña.

Incluso pequeñas tasas de interés anuales pueden llevar a sumas significativas cuando tienen tiempo para acumularse durante varios años o décadas.

Para ilustrar esto, hemos creado una tabla a continuación donde puedes ver cuánto pueden crecer 1000 euros en 10 años con una tasa de interés promedio del 5%.  

Año | Monto | Ganancia por interés  

1 | 1,000 | 50  

2 | 1,050 | 52.50  

3 | 1,102.50 | 55.12  

4 | 1,157.62 | 57.88  

5 | 1,215.50 | 60.77  

6 | 1,276.28 | 63.81  

7 | 1,340.09 | 67.00  

8 | 1,407.10 | 70.35  

9 | 1,477.45 | 73.87  

10 | 1,551.32 | 77.56  

Total acumulado: 1,628.89 euros 

Sin hacer depósitos adicionales, podrías ganar 628.89 euros en 10 años, si la tasa de interés se mantiene en 5%. Este ejemplo demuestra el poder del interés compuesto sobre una inversión inicial modesta.

Si tuvieras la oportunidad de apartar un pequeño monto adicional mensual, digamos 20 euros, el total al final de 10 años sería significativamente mayor, aproximadamente 4,900.37 euros.

Incluso un aporte mensual de 5 euros tiene un impacto significativo, llevando el total a 2,446.76 euros, demostrando cómo pequeños aportes regulares pueden acelerar el crecimiento de tu inversión. 

Disculpas si te hemos mareado con tantos números, era la mejor manera de ilustrar los indudables beneficios de tomar provecho de los intereses compuestos. No se trata de ahorrar la mayor cantidad posible, sino de la manera más eficiente. Los mismos 1000 euros ahorrados debajo del colchón perderían valor con el tiempo, debido a la inflación.  

 Consejos para aquellos que desean aprovechar al máximo el interés compuesto  

Hoy en día es fácil abrir una caja de ahorro en la mayoría de los bancos. Pero, ¿cómo te aseguras de sacarle el mayor provecho?

Aquí hemos recopilado varios consejos para aquellos que desean aprovechar al máximo sus ahorros y, además, continuar ahorrando tanto tiempo como sea posible.  

 

Organiza retiros automáticos

Para asegurarte de seguir tu plan de ahorro, puede ser una buena idea configurar retiros automáticos en el online bank cada mes que vayan directamente a la cuenta de ahorro. Esto te hará sentir más comprometido a ahorrar el dinero en lugar de gastarlo. En la mayoría de las cuentas de ahorro es posible configurar transferencias automáticas cada mes. Pero si no encuentras esto en tu banca en línea, el servicio al cliente seguramente podrá ayudarte con esto.  

Establece un presupuesto mensual

Obtén una buena visión general de tus gastos mensuales para evitar gastar dinero que has planeado ahorrar. Establece un presupuesto para todos tus gastos en comida, ocio y otras facturas mensuales para encontrar dinero que puedas ahorrar. Si tienes una buena economía, esto obviamente no es tan importante. Pero es bastante común que las personas abandonen los acuerdos de ahorro si no encuentran dinero en su vida diaria para esto. 

Prioriza el pago de deudas

Si ya tienes mucha deuda, también es importante priorizar esto antes que ahorrar. Por supuesto, puedes hacer ambas cosas, pero la deuda generalmente tiene una tasa de interés más alta que lo que obtendrías en una cuenta de ahorro. Por lo tanto, podrías terminar perdiendo dinero si no priorizas el pago de la deuda. Si tienes mucha deuda acumulada, puedes intentar refinanciarla. Prueba nuestro simualdor de préstamos para calcular cuánto puedes ahorrar.  

Deposita montos ahorrados regularmente

Todos recibimos un poco de dinero extra durante el año. Intenta apartar algunos de estos fondos para ahorrar si no tienes la posibilidad de un acuerdo de ahorro fijo por mes. Durante un año, seguramente podrás encontrar oportunidades para ahorrar alrededor de 100 euros adicionales y ganar bien con el interés compuesto de este dinero.  

Considera nuevas oportunidades de ahorro

Hay muchas diferentes oportunidades de inversión en España, no solo cuentas de alta rentabilidad. A medida que tus fondos crezcan, o si el mercado de tasas de interés baja, puedes considerar fondos de acciones, cuentas de acciones, depósitos a palzo fijo o muchas otras formas de ahorro que los bancos ofrecen. A medida que acumulas más fondos de ahorro, es importante asignar tus recursos de manera que seas menos vulnerable a la disminución de las tasas de interés.  

 Establece una meta de ahorro razonable  

¿Para qué estás ahorrando dinero; ¿Es para un nuevo auto, vacaciones, tu pensión o tal vez estudios en el extranjero para tus hijos? Piensa en lo que estás ahorrando y establece un plan de ahorro razonable para cuando quieras alcanzar tu meta. Dejar que el dinero permanezca en una cuenta de alta rentabilidad durante muchas décadas probablemente no sea tan beneficioso, ya que la inflación puede erosionar el retorno que obtienes.  

Si vas a poner el dinero en una cuenta de alta rentabilidad, puedes planificar ahorrar de 5 a 10 años para comprar lo que deseas.

Establece una meta concreta de cuánto dinero deseas ahorrar durante el año e intenta mantenerte lo más cerca posible de tu meta.

Esto probablemente te dará más motivación que ahorrar sin un propósito, y puedes esperar con ansias cómo usarás ese dinero. 

 ¿Podría ser prudente pedir prestado en lugar de ahorrar?  

 Tener la oportunidad de pedir prestado puede ser una gran ventaja cuando se trata de grandes compras como una casa u otra propiedad. Además, en algunos casos, puede ser conveniente comprar artículos que necesitas si están en oferta y puedes pagar el préstamo rápidamente.

Pero normalmente es más rentable ahorrar suficiente dinero para comprar lo que necesitas, ya que la tasa de interés en los préstamos generalmente es mucho más alta de lo que puedes esperar en el retorno de diferentes productos de ahorro. 

 Conclusión  

 Una calculadora de ahorro que calcula el interés compuesto puede ser una excelente herramienta para aquellos que desean comenzar a ahorrar.

Es más motivador ver cuánto pueden crecer tus fondos a lo largo del tiempo, en lugar de revisar el estado de cuenta del banco común una vez al año.

Establece metas de ahorro claras y asegúrate de seguir el acuerdo de ahorro agregándolo a tu presupuesto mensual. Entonces verás rápidamente la ventaja de ahorrar dinero para lo que necesitas, en lugar de andar pidiendo dinero prestado a costo de tarifas e intereses altos.  

Ver préstamos disponibles